Los datos de más de 20 millones de argentinos podrían salir a la venta con la nueva plataforma de Telefónica

El nuevo sistema ofrecerá a las personas instancias de control de sus datos personales hasta ahora desconocidas, y a la vez venderá ese volumen de información a empresas y organismos que ven un negocio en el big data.

Datos personales de más de 20 millones de argentinos podrían salir a la venta (anonimizados) el año próximo cuando AURA, la llamada “cuarta plataforma” de Telefónica, desembarque en el país como parte de una estrategia global de la multinacional, en un esquema en el que no queda claro cuál es el beneficio para quienes generan los datos ni cómo esta propuesta se adaptará a la Ley local.

Como dos caras de una misma moneda, el nuevo sistema ofrecerá a las personas instancias de control de sus datos personales hasta ahora desconocidas, según promociona Telefónica, y a la vez venderá ese volumen de información a empresas y organismos que ven un negocio en el big data.

Presentada de forma oficial a finales de febrero en Barcelona, AURA servirá para gestionar -tanto para usuarios como para potenciales interesados en esa información- la enormidad de “datos generados desde cualquier infraestructura de Telefónica con la que interactúen los clientes” de la empresa, aseguró en diálogo con Télam el director de Innovación de la Cuarta Plataforma, Antonio Guzman.

“Cualquier infraestructura” refiere a la telefonía fija, telefonía móvil, Internet o televisión, dependiendo de los servicios que la multinacional ofrece en cada uno de los 25 países en los que opera (solo en Argentina gestiona 23 millones de accesos, 17 millones de accesos móviles y más de 6 fijos, con 1,6 millones de banda ancha, según informa en su página web corporativa).

Estos datos son un verdadero tesoro medido en “cientos de petabytes generados al año”, según Guzmán, que por ejemplo abarcan los hábitos de navegación de las personas que pagan el servicio de Internet de Speedy -páginas visitadas, frecuencia y, potencialmente, hasta contenidos de aquellos sitios que no están protegidos con https- obtenidos a través de un módem.

También comprenden, entre otros, a los metadatos telefónicos, es decir, aquello que no es el contenido en una llamada: a quién se llama, a qué hora, con qué frecuencia, desde dónde, cuánto dura la llamada.

Al combinar los datos obtenidos de las tres plataformas a las que AURA ahora se suma (redes, sistemas y servicios), como podría resultar del cruce de la información de las torres telefónicas de Movistar con la ubicación de los celulares de sus clientes, pueden elaborarse detallados patrones de movimiento, de hábitos, de consumo o mapas de interacciones sociales, entre otras cosas.

Así, por ejemplo, una empresa podría adquirir una fuente invaluable de información sobre los gustos y hábitos de millones de personas para colocar sus productos, mientras que organizaciones políticas podrían contar con perfiles segmentados de personas para elaborar mensajes dirigidos en función de los intereses de las personas.

La cuarta plataforma funcionará desde marzo de 2018 en seis países países “con distintas realidades y desarrollos”, y la “lista tentativa” de inicio contempla a Alemania, Reino Unido, España, Perú, Brasil y Argentina, según adelantó Guzmán.

Expertos informáticos y en derecho consultados por esta agencia coincidieron en que la novedad de esta propuesta no reside tanto en la compra-venta de datos personales, una práctica que las empresas suelen realizar “por debajo de la mesa”, sino en que se la haga de forma pública.

A través de una página individual que tendrá en AURA, cada usuario de Telefónica podrá ejercer el control sobre qué dato comparte y cuál no, mientras que fuentes técnicas vinculadas al proyecto aseguraron que a los potenciales clientes los datos se entregarán de forma anonimizada y en gran volumen, es decir que no se podrán hacer seguimientos específicos individualizados.

“Garantizamos a nuestros clientes la seguridad y la privacidad en el intercambio de esta información”, confirmó Guzmán, aunque especialistas en seguridad informática advirtieron a Télam que el riesgo contra la privacidad permanece incluso si los datos se anonimizan.

Según el ejecutivo español, “la prioridad a corto plazo no es tanto construir modelos de negocio que tengan que tener un cliente específico”, sino poner el foco en sus usuarios “para permitirles que terceros pongan a trabajar su datos”.

Este punto, para Telefónica, hace de AURA una “potente plataforma de innovación abierta a otros socios”. Sin embargo, no resulta claro cómo se beneficiarán los usuarios, o sea los clientes que a la vez que pagan por acceder a los servicios de Telefónica, son los generadores de los datos, la materia prima del flamante negocio.

Consultado al respecto, Guzmán negó que los usuarios vayan a recibir dinero a cambio de entregar su datos, aunque señaló que pueden obtener un “beneficio económico indirecto”, como el que resultaría de un rastreo de información realizado por un banco al que el usuario le solicita un crédito (siempre que sea un cliente que paga el teléfono en tiempo y forma), además de “cierta tranquilidad o seguridad en el manejo de los datos”.

El directivo destacó que “el ejercicio que hay detrás de esto es un ejercicio de transparencia”, y aclaró que “la proactividad de Telefónica para solicitar los datos” personales a sus usuarios “dependerá de (las leyes de) cada país”.

En el caso argentino, la ley 25.326 de Protección de Datos Personales afirma en su artículo 4º que “los datos deben ser destruidos cuando hayan dejado de ser necesarios o pertinentes a los fines para los cuales hubiesen sido recolectados”. Además, postula que “el tratamiento de datos personales es ilícito cuando el titular no hubiere prestado su consentimiento libre, expreso e informado”.

Estas cláusulas parecen un obstáculo para el desembarco de AURA en el país: “Con la ley actual, los privados no pueden usar los datos para algo distinto para lo que fueron recolectados. Tenés que tener consentimiento informado” de la recolección de los mismos, explicó al respecto la presidenta de la Fundación Vía Libre Beatriz Busaniche.

En el mismo sentido, el investigador del Conicet y titular de la cátedra Taller de Datos de la UBA, Martín Becerra, recordó en esa norma “se decía algo así como que todos los datos obtenidos por procesamiento electrónico eran concebidos como personales y en consecuencia estaba prevista su custodia, en el sentido de que sin el consentimiento explícito de esos datos, no podían comercializarse”.

Este aparente impedimento legal podría desvanecerse con una modificación de la normativa, algo que propuso el presidente Mauricio Macri tras su viaje a España, cuando en su discurso ante la Asamblea Legislativa adelantó el envío de “una modificación a la ley de datos personales para que mas empresas puedan radicarse”.

Todos los detalles de “Sép7imo Día (No descansaré)”

La mirada que el Cirque du Soleil ha sacado como conclusión al adentrarse en el mundo de las letras y las canciones de Soda Stereo dio forma al primer espectáculo que la compañía canadiense dedica a un grupo de habla hispana y que desde este jueves se instalará en el Luna Park.

De esta manera Soda Stereo tendrá el honor de ubicarse junto a los Beatles y a Michael Jackson a quienes el Cirque dedicó sus espectaculos “Love”, “The Inmortal Tour” y “One”, respectivamente. Y la respuesta del publico ha sido un suceso que ha agotado 32 de las 70 funciones previstas en el estadio porteño sito en Madero 420.

El tour del encuentro entre el circo y la banda luego seguirá por Córdoba, Chile, Perú, Venezuela y Colombia y recién para el 2018 se prevé una larga estadía en México -donde los fans de Soda se cuentan por hordas- y otra gira por las principales ciudades de los Estados Unidos.

Tal como lo explica Daniel Kon, el manager de Soda Stereo, a Télam “el espectáculo es la visión que el Cirque percibe acerca de todo el arte de Soda. No es un concierto, no tienen nada que ver con un recital”.

Pero esa mirada contará con una música que recorrerá el show y fue mezclada, masterizada y digitalizada por los ex Soda Zeta Bosio y Charly Alberti y el sonidista de cabecera del conjunto liderado por Gustavo Cerati, Adrián Taverna.

Benito y Lisa Cerati, hijos del fallecido líder, concurrieron a los estudios Unísono, propiedad del artista, donde se realizó todo el trabajo, y dieron su aprobación a la mezcla.

“Benito mostró un conocimiento impresionante de las canciones, porque se tomaron los masters originales y se hizo un trabajo canal por canal para restaurar el audio y se agregaron muchos detalles”, detalla Kon.

El manager del conjunto que gestó álbumes como “Signos” y “Dynamo”, apunta que “Benito decía ‘uy, que buenos esos coros’ y Zeta y Charly le recordaban que los habían grabado en aquella época pero quedaron sepultados por la mezcla. Y luego Benito cantaba y se puso muy contento”.

Kon recuerda que en septiembre de 2014, cuando muere Cerati,. él, Diego Sáenz, CEO de PopArt y el empresario Roberto Costa tenían previsto un viaje a Montreal para empezar a pulir el contrato que firmarían con el Cirque du Soleil.

“Habiamos tomado la decisión de parar con todo pero cuando consultamos a Laura Cerati, la hermana de Gustavo, y a Lilian, su mamá, ellas nos dijeron que siguiéramos adelante que era el mejor homenaje que le podíamos hacer a la memoria de Gustavo”, asegura.

Para cautivar al gigante canadiense, Sáenz le relata a Télam que “fuimos con data, videos y abundante material que explicaba todo lo que significa Soda para América Latina”, detalla.

En el 2014, el productor ejecutivo del Cirque, Charles Joron y Jean-Francois Bouchard recibieron a Kon, Costa y Sáenz, con casi un si en la boca, es que meses antes, la empresa reunió a “todos sus trabajadores de origen latino en uno de sus talleres y Joron les dijo les voy a dar dos palabras y queremos que nos digan que significan para ustedes: Soda Stereo”.

“Los chicos empezaron a los gritos, cantaban las canciones de Soda, los bailarines bailaban y todos y se turnaban para explicarle a Joron y Bouchard lo que significa Soda para América Latina. Todos les decían que había que aceptar. Así que el Cirque encargo unos focus group en América Latina y dieron resultados altamente positivos”, reseña Sáenz.

En el 2015 llegaron a la Argentina, los creativos del Cirque que visitaron Buenos Aires, las salas de ensayo, los estudios, el garage de la familia Alberti donde Soda hizo sus primeros ensayos, y luego charlaron con los sobrevivientes, integrantes del staff del grupo y la familia de Cerati.

“En Montreal tenian una sala con tres paredes llenas de fotos de la banda, las tapas de los discos y las letras en castellano y otra versión traducida y se aprendieron todo. Y eso contagio a todo el sattf, por eso en esta puesta hay artistas ucranianos, rusos, checos, franceses, canadienses. Tendremos 35 artistas en escena y 43 detrás de escena, de 18 nacionalidades distintas: rusos, ucranianos, ingleses, australianos, neozelandeses, estadounidenses, canadienses, franceses, japoneses, mexicanos, y argentinos”, especifica Sáenz.

En las reuniones con Zeta, Charly y Laura Cerati, el bajista les propuso al Cirque trabajar con publico debajo de los artistas, como en un recital y como lo hacían antes las compañías circenses, y los canadienses aceptaron.

De esta manera acróbatas, malabaristas y payasos se verán cara a cara con el público y algunos de los números comenzaran en el campo del Luna Park, donde no habrá asientos para los asistentes.

Y además entre la escenografía y en las puestas habrá muchos guiños y destacados que referirán al universo pop que Soda Stereo construyó desde 1982 y con siete álbumes de estudio.

La obsesión con Soda fue tal, que el Cirque decidió preservar y destacar la participación de Kabul, el doberman de los hermanos Gastón y Leo Satragno, que aparece en el video de “Dietético”, el primer clip de la banda, filmado por Alfredo Lois, en 1984 para acompañar el álbum debut del entonces trío.

El canadiense Michel Laprise, director creativo de “Sép7imo Día”, adelanta a Télam que “los fuertes lazos entre la banda y su público me inspiraron para construir un planeta. Creamos un mundo Soda Stereo. En este planeta el tiempo es elástico. El día dura ahí 22 horas, aunque a veces más porque la gente quiere seguir festejando”.

“En el séptimo día de la creación, Dios hizo una pausa; pero no es el caso de Soda Stereo. Por eso Cerati dice: ‘No descansaré’ en una parte de su canción “(En) el septimo día”, desmenuza con una sonrisa.

“Creamos una civilización Soda Stereo basada en su herencia, aspectos de sus videos, discos y conciertos. Hay personajes, objetos, referencias culturales. En este planeta imaginamos ríos de letras de canciones. Todo es un universo muy onírico”, concluye Laprise.

El libro de educación sexual que revoluciona China

La Universidad Normal de Pekín acaba de publicar un libro que dejó a todos estupefactos. El manual de educación sexual para niños de colegio primario se mete de lleno con las relaciones homosexuales, el abuso infantil y los prejuicios machistas.

Aunque en algunos países temas como las relaciones homosexuales, la obligación de casarse y la posibilidad de elegir una profesión poco convencional son moneda corriente, en China no es para nada habitual.Por eso, la edición, por parte de la Universidad Normal de Pekín, de un manual de educación sexual directo y fuera de los prejuicios de la sociedad china generó polémica y asombro.

Es que según la estimación de la Fundación China de Cultura y Arte para la Infancia, los abusos a menores se incrementaron un 30% en el último año y un 70% de los casos fueron cometidos por personas conocidas por los niños. Es en pos de cuidar a los niños que los libros van al hueso con temas que son vergonzosos para una gran cantidad de adultos en China.

Los manuales están dirigidos a niños desde los seis a los doce años y contienen ilustraciones en las que se pueden ver parejas homosexuales, genitales masculinos y femeninos y situaciones en las que los chicos les hacen preguntas a los adultos.

Con conceptos como “papá y mamá se quieren. Papá introduce el pene dentro de la vagina de mamá” el libro explica, muy claramente como se tienen relaciones sexuales. Obviamente que el debate no se hizo esperar y en la red social Weibo (el Twitter chino) muchos padres se preguntan si es la manera correcta de enseñarle a un niño de segundo grado.

Las respuestas son de lo más variadas, pero muchos de los padres están de acuerdo con que la educación sexual es necesaria, “la razón por la que algunos padres piensan que este libro es inapropiado es porque nunca recibieron este tipo de educación y el sexo es algo vergonzoso para ellos. Si la educación sexual sigue quedando rezagada, crearemos una nueva generación de padres que todavía no serán capaces de hablar de sexo”, fue uno de los mensajes más aplaudidos en la red social china.

En otro de los dibujos, un estudiante le pregunta a su maestro sobre dos mujeres que viven juntas y la respuesta que recibe es muy simple, pero de avanzada para la educación china: “La mayoría de las personas se siente atraídas por el sexo opuesto, pero algunas por las del mismo sexo. Es algo muy normal y no deberíamos discriminar a las personas por este motivo”.

También les explican que, aunque en China no es legal, en muchos países las personas del mismo sexo se pueden casar y hasta tener hijos.

Uno de los diálogos más impactantes del libro es el que ocurre en un ilustración en la se puede ver a una mujer y un niño. En la conversación la mujer le dice: “Xiaojun, cada vez estás más alto, sacate los pantalones y dejame ver si tu pene también creció”. “No. Tengo que volver a casa inmediatamente”. Y piensa: “En cuanto llegue a casa se lo cuento a mis padres”. Y los advierte: “Si gente que conoces quiere tocar tus partes íntimas, recházalos”.

También se meten con la igualdad de género contándoles a los chicos que las mujeres pueden ser bomberos, astronautas o policías y que los varones pueden elegir ser enfermeros, maestros de jardín de infantes, cualquier cosa que deseen. Y a las mujeres, que no deberían sentir la obligación de casarse o formar una familia, es que en China la presión sobre las mujeres jóvenes para que se casen es muy fuerte. “Sea lo que sea lo que elijas para tu vida, es tu derecho y mereces ser respetado por eso”, sentencia el libro.

Toda una revolución para la educación china, que se prepara para que sus nuevas generaciones no sufran los prejuicios de antaño.